Un café de Melbourne basado en los delicatessens griegos de los años 50

Superficies de hormigón, baldosas pintadas en verde azulado y  latón detalles todas estas características en este café de Melbourne, diseñado por el estudio local Biasol  para rendir homenaje a las delicatessen griegas que se podían encontrar en la ciudad en la década de 1950.

El edificio que eligieron para la cafetería, llamado No 19, está a cinco kilómetros del centro de la ciudad de Melbourne, ubicado en una concurrida zona comercial.

Sus techos y claraboyas de 4,5 metros de altura permiten que la luz del día inunde el espacio durante todo el día, mientras que su forma rectangular ofrece una variedad de diseños posibles.

 

“Materialmente, las superficies de hormigón dan al espacio una calidez y sofisticación.” dijo el equipo, que optó por combinar superficies de hormigón pálido con elementos más cálidos como latón y madera.

“Tomamos un enfoque integrado a este proyecto, para asegurarnos de que la arquitectura, los interiores, la marca y los productos funcionaron bien juntos, y produjo una experiencia de comedor coherente y memorable”, añadió el equipo.

Las superficies de hormigón minimalista dan a los interiores una sensación elegante y sofisticada, compensada por una vibrante paleta de colores, una hermosa tapicería y un poco de vegetación para que se sienta acogedor. Los clientes se sientan en las mesas con cubierta de madera, con asientos de banco y sillas que están repartidas en todo el espacio, la tapicería añade color – en tonos de azul, gris y rosa.

Una combinación minimalista a la vez que enfocada al dulzura e innovación de aquella época, una manera de rediseñar conceptos estupenda.

Muy destacable el uso del latón, en nuestra mente siempre lo tenemos como algo industrial, aplicable a artículos antiguos y desgastados, sin embargo su utilización dando los toques de importancia al lugar nos ha inspirado.

 

 

 

 

 

Articulo extraído de Dezeen

La fotografía es de Ari Hatzis.

Deja un comentario